Tipos de copas para cada vino

Diferentes copas para cada vino

Muchas personas piensan que es sólo “marketing”, pero no es así, ya que cada vino debe ir con su copa, así como el refrán “cada oveja con su pareja”.

Les explico por qué y las diferentes tipos de copas:

Hay una variedad de formas y tamaños de copas para el servicio del vino, cada una está pensada para poder resaltar las características de cada tipo. Las 4 clásicas son las siguientes:

  • Vino Tinto: Lo más recomendable es servir el vino tinto en copas más grandes, esto permitirá que el aire entre en contacto con una mayor superficie del vino, y así se podrán desarrollar los aromas y sabores.
  • Vino Blanco y Rosado: Estos vinos requieren copas de tamaño mediano para que las características de la frescura y de la fruta sean concentradas y dirigidas hacia el borde de la copa.
  • Vino Espumoso: Estos vinos se sirven en copas tipo “flauta”. Esta forma aumenta el efecto de las burbujas, esto les permite hacer un recorrido por el vino antes de estallar en el borde. Antiguamente se usaban copas tipo “champiñón” son totalmente inapropiadas ya que por la forma de la superficie las burbujas se pierden muy rápidamente.
  • Vino Generoso: Es recomendable servirse en copas más pequeñas, así podrán resaltar las características de la fruta y no el alcohol.

Otro punto importante es que las copas estén 100% limpias, ya que incluso el más mínimo detalle de “contaminación” puede arruinar el sabor. Merece la pena revisarlas después de que la lavemos ya que el detergente influye y puede perjudicarnos el sabor del vino.

Les recomiendo pasarles un paño especial antes de usarlas, nos asegurará que estén limpias, libres de polvo y marcas de dedos.

Copa de vino tinto Copa de vino blanco Copa de espumante

2 comentarios

  1. nadia coneo

    ¡¡¡ Exelente !!!

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*